martes, 11 de diciembre de 2007

NO HAY QUE ESTAR EN UN LUGAR PARA HABLAR DE EL

Ni siquiera haber estado. Pero por múltiples referencias cruzadas a veces apetece imaginar que fue así. Entre los festivales este tiene algo especial, la perfecta cabezonería de quien no se resiste a que las cosas no sean como le gustaría.
Es el Purpleweekend leonés para viajeros en el tiempo.
Yo ne conformaría con retroceder tres días y cambiar de punto geográfico: 42°36′″N, 5°35′″O



Puestos a finjir rodeemonos de lo necesario: un libro "I've Got My Mojo Working" de Angel de la Iglesia (RIP). Sirve para tener de que hablar entre copa y copa y ligar en plan enteradillo.

Pero sobre todo un poquito de The Shake, que ya tiene mérito sonar entre dulce, sucio, torpe y sublime viviendo en Almería. Como siempre la periferia nos salvará.


Ay! Estos chicos encantadores que jamás rompieron un plato en casa de su madre, pero que seguro que quemaron la habitacón de algún motel de carretera después de golpear a una prostituta. Duduá.. que el niki cerrado hasta la nuez no os confunda.

The Twilights - Needle In A Haystack

A este coro celestial de bellezas orientales no los veremos en ningún festival. Pero Peib los ha restacado del armario de esa tatarabuela fumadora de opio que debemos tener en común. No he visto ni he escuchado un secuencia vocal -por llamarla de alguna forma- más pegadiza. Perv!

ZUNDOKO-BUSHI / The Drifters

2 comentarios:

Peibol dijo...

Creo que yo podré hablar mejor de ese lugar. Tengo las rodillas rotas de bailar beat, garage, northern soul, motown y otros nombrecillos que importan aún menos.

Pues en Almería hace unas jornadas beatlemaniacas muy intensas con la excusa de que Lennon pasó allí unas semanas rodando 'cuando Johny cogió su fusil'. Y eso.

Gracias por los Shakes. Y toma:

http://www.youtube.com/watch?v=4ztIz-rJVdA&feature=related

Mermeladica dijo...

Graciasssss. Ya ves que estoy con nostalgia de lo no vivido pero esta vez de verdad. A ver esas foticos en sus varios ´logs..
Sigo alimentando a la bestia.